Que la pandemia que estamos sufriendo va a cambiar muchas de nuestras costumbres y formas de relacionarnos en el ámbito social y laboral, creo que a estas alturas nadie lo duda.

Que parte de la plantilla vaya a trabajar en remoto supone, para una empresa, un esfuerzo de organización y metodología que facilite una nueva cultura, con normas bien definidas, para poder hacer una transición del trabajo presencial al teletrabajo.

A ello contribuyen los diferentes Sistemas de Gestión desarrollados e implantados en las empresas, con procesos y procedimientos bien definidos que sean susceptibles de aplicar, modificar e implementar sin necesidad de acudir presencialmente al puesto de trabajo, en toda o en parte de la actividad diaria de la empresa.

Ello requiere el paso de determinadas actividades que hasta ahora se venían realizando de manera presencial en el domicilio de la empresa, al ámbito on-line, poniendo a disposición una serie de recursos virtuales, tanto para el funcionamiento interno de la empresa, como para la correlación con agentes externos que contribuyen a la mejora y actualización de aspectos relacionados con la calidad, la gestión medioambiental, energética, de seguridad de la información o de la seguridad y salud laboral, por poner algunos ejemplos.

La labor de esos agentes externos se ha visto también afectada por la pandemia al imponerse la seguridad (evitando la presencia de personas ajenas a la empresa) como es el caso de determinados trabajos de consultoría, que en gran parte y siempre que la propia metodología lo ha permitido, se han ido adaptando a la situación, desarrollando formas de comunicación y de trabajo en remoto vía reuniones virtuales individuales o de grupo y haciendo uso de herramientas y plataformas seguras para el intercambio de archivos de información y documentación.

Este modelo de relación que hasta ahora estaba escasamente desarrollado en España, se impone en gran medida en la actualidad, y tiene toda la apariencia de haber venido para quedarse.

Hay alternativas de asistencia profesional bajo ese nuevo modelo no menos eficaces y satisfactorias en cuanto a los resultados se refiere, además de beneficiarse la empresa cliente de cierto ahorro de costes.    

Agustín Martínez – Socio Fundador de Aserpam Intercofi Consulting